TRUMP QUIERE COPIAR EL MURO DE ISRAEL

Lo prometió en campaña y lo firmó hace unos días, Donald Trump no quiere perder su credibilidad y sigue adelante con su proyecto de hacer un muro que separe a las dos naciones vecinas. Con el agravante de que quiere que sea México quien pague este muro de una forma u otra.


Este comportamiento humillante para con sus vecinos puede producir movilizaciones de toda índole a favor o en contra en ambos países, sin olvidar que al ser vecinos comparten muchos intereses comunes que con este tipo de políticas pueden resultar muy dañados.


Trump expone la idea que el muro es protección y los que le han votado quieren protección, ha puesto como ejemplo el muro de Israel para frenar a los que el llama "delincuentes del sur" y ha olvidado mencionar que este muro ha sido condenado por las Naciones Unidas y declarado ilegal por el Tribunal Internacional de La Haya. Está construido en territorio que no es israelí, e impide la libre circulación de los habitantes de la zona, que tienen que cambiar su itinerario para poder desplazarse. Israel ya anunció que no acataría el fallo del Tribunal y hace oídos sordos a los requerimientos de la ONU. Así es el muro ejemplar de Donald Trump, un muro ilegal.


 De hecho ya hay una compañía israelí que ha mostrado su interés en la construcción de este muro, que podría estar integrado por videocámaras, sensores, detección de movimiento y monitoreo satelital. La empresa especializada también indicó que los muros no son infalibles, sobre todo en una frontera tan extensa como la de Estados Unidos con México, por lo que será necesario la presencia constante de patrullas.

Patrocinadores